3.10.11

Día 2: Despertar

Cuando al abrir los ojos te das cuenta de que todo ha cambiado, y despiertas no sólo al día, sino también a la realidad. Y comprendes que nada va a volver a ser como antes.

Quizás me esté acostumbrando nuevamente a estar sin ti. Aunque duela. Quizás haya entendido por fin que cuando caes, lo único que queda es levantarte y seguir. Y aprender a ser fuertes, y a sin darnos cuenta, sacar fuerzas de donde ya no hay.

Ahora, eso sería lo ideal. Pero la verdad es otra...

La verdad es que a pesar de saber que ya no hay vuelta atrás, seguimos esperando. La verdad es que detrás de todas las dudas y de todos los miedos, siempre existirá una pequeña esperanza. Bien dicen que es el peor de los males..

Lo que pasa es que no quiero dejarte ir, es que quiero seguir aquí, contigo. Es que espero que te des cuenta, que me extrañes, que me necesites. Que me quieras como yo a ti.

Lo que pasa es que me dejo llevar, que mi cerebro dejó de funcionar hace mucho. Que mi error fue nunca decirte la verdad, que siempre hubo algún sentimiento escondido hacia ti, que fue amor a primera vista y que te quise desde el primer momento. Ahora qué sentido tiene..


Desperté, y aunque hoy tenga las cosas claras, no pienso dejarte ir.

4 comentarios:

una chica de ojos marrones dijo...

cuando lo tienes tan claro... lo mejor es intentarlo...
ya sabes lo que dicen por ahí: que el corazón tiene razones que la razón no entiende... pero esas razones suelen ser inevitables...

Anónimo dijo...

Carta de amor I y II Jose Angel Buesa

atte

tu viejo amigo el poeta

Erika Zeballos dijo...

Ay Arita, hay cosas que pasan Y CADA COSA es una causa a nuestro "yo" del futuro. Traduzco: todo lo que vivimos nos construye; nos hace fuertes, nos hace débiles, nos enseña. De todo se aprende.

Anónimo dijo...

"Es que espero que te des cuenta, que me extrañes, que me necesites." moriremos en esta circunstancia creo yo :(