10.1.12

Ven, colorea mi mundo. Píntalo en tonos violetas, agrégale color a mi tristeza y un toque de melancolía.
Ponle melodía a la canción de mis recuerdos, es un ritmo suave. Agrégale el compás de las historias que leíamos antes de dormir, antes de que tú te vayas...
Dedícale una sonata a la luna antes de partir, lo prometiste, ¿recuerdas? Su luz se filtra a través de las cortinas. Puntos de luz bailan al otro lado del abismo.
Todo está en tu mente. Puedes volverme invisible si eso quieres. Puedes empezar borrando mi sonrisa, después borra lentamente mi memoria. Déjame tan sólo mi recuerdo más feliz. Trece años atrás.
Tómate un respiro, date tiempo para pensar. Pierde cuidado por lo que vaya a suceder. A fin de cuentas, todo queda en tu mente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy agradable para el corazón leer de cosas tan profundas.

Mardronos dijo...

Me gusta mucho tu forma plasmar lo que piensas, no dejes de publicar!

Roxy Varlow♥ dijo...

Un relato muy sensorial (: Buena forma de terminar el texto.

¡Un beso!
Roxy V.